“Efectos de sonido». Cuentos Asombrosos

A cada nuevo proyecto audiovisual que emprende, el cineasta Óscar Martínez sigue evidenciando el tipo de cine que le gusta, que le marcó de niño y que, a día de hoy, sigue siendo su fuente referencial: la ciencia ficción, el terror, el género fantástico en su más amplio espectro, pero especialmente el realizado entre las décadas de los 70 y principios de los 90 por cineastas como John Carpenter, Steven Spielberg o Robert Zemeckis, entre otros. Esto le ha llevado a desarrollar trabajos conceptualmente muy ambiciosos y difícilmente asumibles con la falta de inversión y medios de los que disponía. Aún así, con sus aciertos y sus errores, ahí quedan títulos como “Amania”, “Extinción” o “Melania. Paciente Cero” para atestiguar los esfuerzos del cineasta por mantenerse fiel a un tono y a una narrativa a día de hoy anacrónicos y, por lo general, olvidados por las nuevas generaciones. Su nueva aventura no podía ser menos.

“Crónicas de la Imaginación” nace tomando como referencia clásicos de la televisión como “Alfred Hitchcock Presenta”, “La Dimensión Desconocida”, “Galería Nocturna” o “Cuentos Asombrosos”, donde cada episodio ofrecía una historia autoconclusiva que buscaba ser sorprendente y jugar con los componentes del suspense, el terror o lo sobrenatural. El propósito de Martínez es ir presentando de manera esporádica pequeñas historias, sencillas y modestas en sus planteamientos, pero con las que seguir recreándose en ese gusto por una concepción clásica de lo fantástico. Todo un reto para un director al que los proyectos anteriores siempre han acabado siendo más ambiciosos y extensos de lo inicialmente previsto. La primera entrega de estas “Crónicas de la Imaginación” es “Efectos de Sonido”, un cortometraje de 10 minutos de duración centrado en la búsqueda que emprende un joven armado con un micrófono de unos extraños cánticos que parecen apuntar a algo más siniestro.

Por una vez, Martínez se mantiene fiel a su propósito y, argumentalmente, el corto es bastante sintético. La narración se centra sobre todo en ese proceso de búsqueda y la resolución es rápida y efectiva, reservándose únicamente dos planos en los que se evidencia ese componente sobrenatural de la historia. El director aprovecha el cortometraje para jugar con la puesta en escena, apostando por una narrativa limpia y clásica, con un cuidado trabajo de montaje a la hora de dilatar la acción y donde, evidentemente, el uso de la banda sonora, tanto en el apartado musical (con uso de una serie de temas libres de derecho, que, eso sí, falta acreditar en los títulos finales) como de efectos de sonido, tiene un papel decisivo, creando una atmósfera de suspense que va creciendo de manera paulatina y advierte al espectador del territorio sobrenatural en el que se va aventurando. Se trata, por lo tanto, de un corto de poco diálogo, aunque incluso con lo poco que hay, nosotros hubiésemos prescindido de parte de él. La labor interpretativa recae casi exclusivamente en el actor Norberto Trujillo, quien hace un buen trabajo a la hora de dar naturalidad y verosimilitud a su personaje (algo que, por otro lado, suele ser uno de los talones de Aquiles del cine del cine anterior de Óscar Martínez, con tendencia a una cierta artificiosidad en los actores y en lo que aquí apreciamos una notable mejoría).

“Efectos de Sonido” es un trabajo modesto, emprendido con falta de medios, pero lleno de ilusión y cariño por una forma muy especial de contar historias con imágenes y resuelto con eficacia. ¿Para cuándo el siguiente capítulo?

Publicado por Manuel Díaz Noda en Adivina Quién Viene al Cine.

Licenciado en Filología Inglesa por la Universidad de La Laguna, ejerce como crítico de cine en el blog Adivinaquienvienealcine.com y como director y presentador del programa Días de Radio de Canarias Radio, además de colaborar en radio (Radio Candelaria, Gente Radio, Canal 4 Radio), prensa (Diario de Avisos) y en el magacín digital Elblogoferoz.com. Desde 2007 forma parte del equipo organizativo del Festival Internacional de Música de Cine de Tenerife, Fimucité, donde desde 2013, es el responsable de la sección a concurso Fimucinema.